En este momento estás viendo Lo que piensan de ti: ¿quién?, ¿durante cuánto tiempo?, ¿cuánto quieres que te importe?

Lo que piensan de ti: ¿quién?, ¿durante cuánto tiempo?, ¿cuánto quieres que te importe?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Reflexiones

Vueltas y más vueltas a las mismas ideas, presión en el pecho, dolor de cabeza…  y más vueltas.

Giros inesperados de emociones: entras en una idea, te sales y vuelves a entrar por otra puerta. Frases que se repiten cíclicamente: «quiero esto, pero..» , » sé que es lo que me conviene…», «si no fuera por…». «la culpa fue de…»

¡¡¡¡¡B A S T A !!!!!

 

¿Te has parado a pensar de dónde vienen todas esas ideas?, ¿quién es quien dicta lo que «deberías»?, ¿si no fuera por quién, harías qué?

Tú no eres tus ideas, tus ideas son el fruto de los convencionalismos entre los que has nacido, de las costumbres de tu casa, de las de tus vecinos: NO TÚ.

Piensa que todos tus pensamientos automáticos están influenciados por el sistema de valores que te has montado: lo que está bien y lo que está mal; el de tus padres: lo que ellos dicen que está bien o está mal; el de tu pueblo, tu ciudad, tu país, tu continente… Sino piensa: ¿por qué en España conducimos por la derecha y en Inglaterra por la izquierda?, ¿quiénes tienen LA RAZÓN? ¿Por qué hay países donde se dan dos besos cuando conoces a alguien, otros uno, otros ninguno y otros tres? ¿Quién tiene LA RAZÓN?

La respuesta es N A D I E

 

Si quieres hacer algo hazlo, no te digo que te lances al vacío , que no reflexiones que no pienses sobre lo adecuado o no de tus decisiones PARA TI. Pero una vez hecho esto: HAZLO. ¿Qué más te da lo que digan los demás? Demás que a su vez, están influidos por sus casas, sus madres, sus pueblos, sus ciudades… ¿Por qué has de tomar una decisión en pro de lo que diga la idea de alguien que no conoces?

«Si no voy a este sitio pensarán que…»

Pregúntate: ¿quién lo pensará?, ¿durante cuánto tiempo?, ¿cuánto te importa? 

La gente, «lo que dice la gente», » lo que piensa la gente» , » lo que hace la gente»… ¿acaso conoces tú a toda la gente?

No dejes tu salud emocional y mental en manos de la gente.

Normalmente le caes bien a un, supongamos 80% de la gente a la que conoces. Sí, así es,  no te vengas demasiado arriba, que casi nos pasa a todos: la gente de la que te rodeas normalmente tiene un buen concepto de ti: tu familia, tus amigos, tu pareja… Si eres fiel a quien eres, actúas de forma coherente y eres buena persona esto funciona así.

Luego queda un 20% que se mueve entre la indiferencia y las emociones negativas como la envidia o incluso el odio. Vale. ¿Y qué pasa? Te aseguro que puedes vivir sabiendo que a 2 de cada 10 personas no les caes bien. Pero sigue habiendo 8 a las que sí. ¿Qué más te da lo que piensen esas dos?, ¿durante cuánto tiempo lo van a pensar?, ¿cuánto te importa?

Tus mayores cadenas son los pensamientos de gente que no conoces. Libérate

 

opiniones ajenas

 

Es más, imagina que hay alguien de esas 8 que piensan que algo de lo que haces no está bien… ¿ y qué?, ¿durante cuánto tiempo lo pensará? ¿ cuanto quieres que te importe? Y si lo piensa siempre… ¿ qué otras cosas tiene para ti? ¿Te afecta mucho que dentro de ella haya un pensamiento que diga que te estás equivocando si a pesar de ello te apoya en lo que estás haciendo?

Párate un momento, pero párate, párate de verdad y piensa CUÁNTAS COSAS NO HAS HECHO POR LO QUE VAN A PENSAR DE TI. y  CUANTOS INTENTOS HAS HECHO PORQUE ALGUIEN TE TRATE BIEN.

Muchos… estoy segura de que muchos.

¿Solución? Réspetate y respeta.
  • A la primera cuestión. Si no lo haces por lo que vayan a pensar, pregúntate ¿quién lo va a pensar?, ¿durante cuánto tiempo? , ¿cuánto quieres que te importe?. Si quien lo piensa está en tu 80% de gente que te aprecia. Pregúntate si quieres obligarle a que le guste todo lo que decides o si prefieres conectar con todo aquello de ti que si que admira o quiere.
  • A la segunda. Si quien piensa que lo que haces o dices está mal, te muestra faltas de afecto, te hace desprecios en público o directamente te hace el vacío. Pregúntate: ¿qué quieres conseguir con que alguien así te quiera? Acéptalo, hay gente que no te quiere bien. Piensa si todo esa energía que dedicas a intentar ser aceptado por alguien que te ningunea podría ser usada para otra cosa, por ejemplo: para querer más y mejor a tu querido 80%. Y si esta gente, este 20% piensa algo malo de ti, pregúntate entonces : ¿quién lo piensa?,¿durante cuanto tiempo?,¿cuánto quieres que te importe?
El detector 80-20.
  • Si te va mal: ese que piensa que es aburrido compartir contigo tus malos momentos. Ese es 20
  • Si te va bien: ese que no se alegra de que brilles, te superes y te repongas; ese compara su malestar con tu forma de gestionar el tuyo. Ese también es 20.

La importancia que le des a esos pensamientos ha de ser igual al tanto por ciento al que pertenecen.

Nunca serás lo suficientemente víctima para alguien a quien no le importas ni lo suficientemente protagonista para alguien que te envidia.

 

Y si verdaderamente quieres saber de qué te hablo, puedes ver cómo se hace en el siguiente enlace. Conmovedor, sí, pero sólo al princpio. El resto sólo te llevará a descubrir que : Tu vida existe sólo dentro de tí. DISFRÚTATE, DISFRÚTALA.

[cherry_video_preview source=»https://youtu.be/ak8EjMszkVg» muted=»yes»][/cherry_video_preview]

 

 

 

 


Psitivate-18 (2)Sabemos que se puede, sabemos que es cuestión de intención, sabemos que hay que conectar con los recursos y continuar avanzando, pero … también sabemos que es difícil.

Desde Cristina Muñoz Positivate ®: Psicoterapeuta homologada Sanitaria, Coach Ejecutivo y Personal y  Trainer experimentada en Potenciación de Recursos Personales, existen muchas formas de acompañarte a que construyas la salida, TU SALIDA.

Cree en ti, crea lo que quieras, crece hasta donde tú elijas.